Emma Watch, deteniendo los temblores del Parkinson

Imagina lo terrible que sería tener temblores continuos que no te permitieran usar cucharas para comer, lápices para escribir e incluso tener dificultades para beber un vaso de agua sin derramarlo. Pues este es el principal síntoma del mal de Parkinson, para el cual aún no se ha encontrado cura ni se sabe con precisión qué lo ocasiona.

Es común asociar la enfermedad de Parkinson con la edad, pues es cuando tiene mayor probabilidad de presentarse, pero lo cierto es que este trastorno neuronal degenerativo puede aparecer desde edades mucho más tempranas. Lo que provoca que muchos profesionistas se vean terriblemente afectados cuando su quehacer involucra trabajo manual. Un duro ejemplo es el de Emma Lawton, una diseñadora gráfica de Londres que a los 29 años, le fue detectado el mal de Parkinson, lo que afectó tanto su trabajo que por un tiempo creía haberlo perdido todo.

Más tarde se dio cuenta de que la única forma de tenía de lidiar con la enfermedad era un cambio de actitud, siendo más positiva y explotar de maneras distintas sus capacidades. Este cambio la llevó a conseguir un ascenso en la agencia de márketing en la que trabaja, a directora creativa, pues sus jefes reconocieron su capacidad como líder, pero más importante, también llamó la atención de la BBC como candidata a su programa de televisión The Big Life Fix en el que, por medio de la tecnología, buscan solucionar problemas de la vida cotidiana.

Ahí fue donde conoció a Haiyan Zhang, directora del departamento de innovación en el Instituto de Investigación de de Microsoft en Cambridge. Inmediatamente, Haiyan, se puso a idear prototipos de dispositivos tecnológicos que asistieran a Emma con sus temblores y su capacidad para ilustrar. Entre los primeros prototipos destaca una placa con potentes imanes y una pluma metálica, que la mantenía firme sobre una hoja. Si bien era una idea innovadora que cumplía con su función, el hecho de que fuera un dispositivo tan pesado y poco portable la impulsó a mirar en otra dirección.

En una entrevista para Channel 9 Live, Haiyan comenta cómo llegó a la idea final. Investigando a pacientes con la enfermedad, notó que varios cargaban con un metrónomo, cosa que le pareció extraña. Resulta que algunas personas con Parkinson por momentos no pueden caminar, simplemente las piernas no les obedecen, y han descubierto que escuchar el sonido rítmico de un metrónomo, consigue distraer al cerebro lo suficiente, para que puedan seguir avanzando.

Fue entonces que ideó una manera que, al igual que el metrónomo para caminar, distraer al cerebro para poder escribir. Así creó Emma Watch (en honor a Emma Lawton), una pulsera similar a un reloj, con pequeños motores que emiten vibraciones rítmicas, ajustables por medio de una app en un dispositivo móvil. Resultó un éxito. Desde la primera prueba con Emma Lawton, los cambios eran notables y había recuperado el control sobre sus manos.

Si bien todavía falta mucha investigación y pruebas para que Emma Watch esté disponible en el mercado, este revolucionario invento tiene el potencial de mejorar enormemente la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo.

Autor: Inklusion

INKLUSION pone a tu alcance soluciones de vanguardia que aseguran un entorno más accesible para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *